miércoles, 20 de febrero de 2013

Aprender jugando desde el arte y la arquitectura



Afortunadamente para algunas sociedades la educación básica de cualquier persona comienza y se desarrolla por el amor al Arte desde los infinitos campos en que se aplica y la Arquitectura es uno de esos amplios terrenos en donde existe la certeza de que la creatividad es el motor para crear los puntos de encuentro donde los proyectos cuyo fin último es el bien social, hacen realidad la aportación de un mensaje de belleza en donde el valor funcional se ata bien fuerte por vínculos con el entorno a un valor emocional, haciendo realidad la máxima de lo que digo es lo que hago del valor de responsabilidad social corporativa. Un valor funcional el diseño arquitectónico que debe acoger en el mejor ambiente imaginable a las personas que van a usarlo para desarrollar la actividad, en el caso que ocupa este artículo la "educación", ¿puede existir más belleza?.

El MFA o Museo de la Arquitectura de Finlandia ha editado un libro "The best School in the world" con este objetivo, trasladar a la comunidad internacional la necesidad de la aportación de valor añadido de la arquitectura desde la infancia prolongádola en todo el proceso formativo hasta la etapa adulta.

Aprendemos a través de la experiencia y en base a ésta nos desarrollamos y proyectamos nuestras metas, tan importante como qué métodos educativos se emplean en la formación de las personas es el contexto físico en el que se desarrolla, y la arquitectura y su relación íntima con el arte tienen aquí su mayor expresión. Estando obligada a ser miembro activo, potenciando nuestro crecimiento. El diseño de los centros de formación desde la infancia hasta la edad madura ha de ser enfocado en acoger y facilitar tanto al alumno como al docente el desarrollo de la creatividad y potencial innato del ser humano. Creando espacios aptos para el desarrollo de diferentes docencias y actividades.

Finlandia está haciendo de su sistema educativo, apoyado por su arquitectura y una ciudadanía concienciada de la necesidad de creación de valores desde la infancia, en una clarísimo ejemplo de diseño de Imagen de marca, Branding ese concepto que a los ejecutivos de marketing se les revela. Hacer o ser marca es justo esto crear y vivir una experiencia, creando afines en donde queda muy claro que la fidelización nada tiene que ver con las conquistas promocionales. Es una cuestíón de vínculos establecidos con el día a día de la comunicación bidimensional.